Descripción del proyecto

Espectáculo audiovisual y pirotécnico de las Fiestas del Apóstol, que ha podido contemplarse en la Plaza del Obradoiro la noche del 24 de julio. El hilo conductor ha sido la celebración de la declaración de Santiago de Compostela como ciudad Patrimonio de la Humanidad, de la que se cumplen treinta años.

La principal novedad de esta edición es que el espectáculo ha ocupado diferentes espacios de la Plaza generando una sensación envolvente, ya que las proyecciones multimedia se han mostrado sobre la fachada de la Catedral de Santiago y el Palacio de Raxoi, combinándose además con efectos lumínicos, juegos pirotécnicos y músicos reales que han permitido al espectador disfrutar de un escenario de mayor amplitud y vivir una experiencia en 360º.